Prótesis fija y removible

Una prótesis dental es un elemento externo que, pasará a formar parte del cuerpo humano. Se dividen en fijas y removibles. Las primeras se soportan únicamente entre las unidades dentales. Las prótesis removibles son aquellas que se soportan en el tejido humano.

Por un lado, tenemos la prótesis removible de tipo dentadura postiza que se sujeta sobre la encía y también se puede apoyar a los dientes que posee el paciente. Las principales ventajas de esta prótesis de quita y pon son la facilidad de la higiene bucal ya que se pueden quitar para limpiar. La dentadura postiza en algunos casos se adecua a las necesidades específicas de las personas que componen la tercera edad.

Las prótesis dentales removibles son recomendables para un perfil de paciente adulto que haya perdido su dentadura y que necesite una rehabilitación de toda la boca mediante un tratamiento económico.

En la prótesis fija, el trabajo consiste en tallar mínimamente los dientes vecinos de la zona en la que faltan dientes. De esta forma, los dientes falsos permanecerán sujetos y se apoyarán en los dientes tallados que haya por delante y por detrás de la zona a sustituir.

Para poder llevarlo a cabo debe haber dientes propios en buen estado tanto por delante como por detrás de la zona carente de dientes.

¿Más información? Contacta con nosotros

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar